1 de agosto de 2010

Alas (de canard confit) en la lengua. (Crítica telegastronómica).

Sobre gustos no hay nada escrito. Pero se escriben cosas que pueden dar mucho gusto. En "THE WIRE" el gusto se deleita. Al menos el mio.

Satisface el paladar la originalidad, la efectividad sin mancha, la sabia mixtura de los escasos ingredientes de uno de sus platos más famosos, salpimentado quizás en exceso.





Sin embargo, es en propuestas más "convencionales" donde el comensal hallará el caviar con dom perignon, que se sirve generosamente como entrante para acompañar el festín hasta los postres.




Y es que es suficiente uno de sus platos fuertes disfrazados de discreción para que cualquiera se arrepienta del tiempo pasado en McDonalds...

(Sorry, no encontré video en la red. )

Det. James 'Jimmy' McNulty: How long you been in the pawn shop unit?
Det. Lester Freamon: Thirteen years and four months.
McNulty: Thirteen years?
Freamon: And four months.
McNulty: I gotta ask you, what exactly does a police officer assigned to the pawn shop unit do?
Freamon: You intake reports from registered pawn shops on all items valued over $50. Then you make an index card for that item. Then you file that index card. If someone wants to find out if something stolen has been pawned, we look to see if we have an index card. If we do, we do. If we don't, we don't.
McNulty: You did that for thirteen years?
Freamon: And four months.
McNulty: Why'd you ask out of homicide?
Freamon: Wasn't no "ask" about it.
McNulty: You got the boot?
Freamon: Uh-huh.
McNulty: What'd you do to piss 'em off?
Freamon: Police work.
McNulty: I think I need to buy you a drink.
Freamon: Just one?


Ahí queda eso, cocina gourmet: Componentes coherentes pero complejos, que reaccionan al fuego vivo respondiendo según sus características, no según los vandazos creativos de los cocineros, servidos con coreografía Nijinskyana y aderezados por diálogos cuya melodía no empaña el fondo. "THE WIRE" es de lo mejor que se puede encontrar en la noche madrileña. Recuerden que es importante cuidar lo que se come.

18 mensajes embotellados:

TERESA VALERO dijo...

Hola amigos,

para la primera escena no es necesaria traducción. Fuck es internacional! Para la segunda podéis ver la versión doblada aquí http://www.youtube.com/watch?v=4SHCGtEaO8w

En cuanto a la tercera, si alguien aún no ha visto la serie, merece verse sólo por ese diálogo y los personajes que lo pronuncian.

Besos y abrazos a todos los que visitais esta página!

AnnaRaven dijo...

Ufff ya son muchos los que me recomiendan The Wire, habrá que caer y verla :D

AnnaRaven dijo...

Me olvidaba,
de los mismos creadores y la misma productora también me había recomendado TREME (con lo que he empezado, ya que el Jazz, la incorrección política y Nueva Orleans como hilo argumental me pueden).
A mí me está gustando, eso sí, si no te gustan los musicales (no lo es) huye, porque aunque no es un musical sí que hay una fortérrima presencia de música en ella.

TERESA VALERO dijo...

Pues los musicales me gustan y mucho, y esta gente también, así que así en principio el coctel, con todos los otros elementos que mencionas (el Jazz, la incorrección política y Nueva Orleans) me parece de lo más apetecible. Cada noche avanzamos con The Wire y cada noche el placer es mejor...

Un besote Ana.

Raúl Arnáiz dijo...

Bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen.
Me alegro de que por fin hayáis encontrado una serie que podáis disfrutar, ya pensaba yo que vuestro paladar era tan exquisito que ningún manjar cocinado por el hombre satisfaría vuestras necesidades de perfección divina (:>.

Fuera bromas, es una gran serie (¡y no la cancelaron como siempre pasa!), cuyo estilo realista y creíble no abunda en la televisión (y menos en el cine). Tiene que ser muy difícil de hacer, es una pena, porque es mi estilo de ficción favorito (aunque admito otros).

Bueno, pues por fin tendremos una serie de la que hablar en nuestra próxima reunión sin agravios a los gustos ajenos, qué gusto. (;>
¡Oído cocina!

Besooos.

TERESA VALERO dijo...

Hola Raulín!

Ese es también mi estilo de ficción favorito (y NOOOO, NOOO ADMITO OTROOOOOS)... Jajajaja.

En serio, creo que ya os lo he comentado en otras ocasiones, todo es una cuestión de edad. A la sombra de los cuarenta la mayor parte de las cosas (no sólo en la ficción) resultan chichinabescas. Es la primera vez que uno empieza a creerse de verdad un ser mortal, y sabe que cada minuto perdido se va para no regresar. Por eso, un libro mediocre le quita el puesto a uno brillante. Una serie tontuela me roba para siempre las horas que debí darle a una obra como esta.

El género de ficción que me gusta es aquel que intenta comprender el alma humana. Y para eso hay que conocer a las personas y los escenarios en los que se mueven (reales o sci-fi) pero conocerlos, no inventarlos y modificarlos ad-lib y sobre la marcha.

Y esos diálogos: ni en el cine ni en mucha de la literatura actual se encuentran, amigo. Boccatto di cardinale!

Besos y abrazos por ahí!

Raúl Arnáiz dijo...

Jajaja.
Por todo eso digo que es mi estilo favorito. (;> Pero lo es desde hace mucho, sin necesidad de tener 40 años.

Supongo que como es muy difícil de encontrar algo así (en eso estamos de acuerdo), yo lo disfruto a tope cuando lo encuentro, pero no desecho todo el resto por no estar a la misma altura (sería rarísimo que lo estuviese), porque (acertadamente o no) intento ser realista y exigir dentro de los parámetros de la realidad, no de mi ideal del mundo, ya que es cada uno quien decide la altura de su listón, y con qué saña atacará las obras de menor valía. A veces con independencia de la calidad de las obras (que yo no considero sólo como buenas o malas, sino de muchos niveles). Mira, no veas lo que relaja la tensión de la vida un poco de manga ancha en los juicios. Pero no me malinterpretes, es obvio que dejar de exigir lo máximo no significa dejar de exigir.

Y no creas que no te entiendo perfectamente, claro que sí. Sólo digo que aunque a veces, con el tiempo o con la edad, uno llega a un punto de inflexión que le hace ver las cosas diferentes, el resultado de esa reflexión no siempre es el que dices. A veces concluyes: maravillas o nada. Pero a veces pasa lo contrario, y entiendes las cosas de otra manera. De repente, dejas de tomarte la vida tan en serio.

Para entenderlo mejor, intento verlo desde diferentes puntos de vista. Por eso, saliendo de mi piel de exigente consumidor de grandes obras de arte, me meto en la piel de "autor" y juzgo que mi trabajo dista mucho de ser bueno, pero que en ningún momento ha dejado de ser honesto y esforzado, genuino y con un alma que intenta decir algo, ni ha pretendido engañar a nadie. Aún así, te aseguro que muchos no lo verán así. ¿Me convierte eso en un McDonalds despreciable para los más inflexibles?
Supongo que sí. (;>

Espero no molestarte con el debate, no es mi intención, amiga (;P, es que me gusta charlarte los temas.
Dímelo y lo acabamos aquí y ahora.

En cualquier caso, ¡qué bien está The Wire!

Más besos.

TERESA VALERO dijo...

Señor Arnáiz, si ve que alguna vez me molesta departir con una mente capaz de argumentar como la suya, dispáreme para que deje de sufrir.
A cualquiera que emplee su tiempo en responder (y más como lo hace usted) a mis insignificantes reflexiones, le pongo la alfombra roja para siempre jamás. Es un placer leerle.

Iré poco a poco.

Yo (escribiendo guiones, se entiende) soy un MacDonalds. Espero que no despreciable, pero por el mero hecho de ser un MacDonalds, objetivamente no soy Maxim's.
¿Soy peor? Bueno, doy peor de comer, es innegable. También doy de comer más rápido y más barato. ¿Tengo derecho a existir? Indudablemente. Y me cuesta mucho hacer mis hamburguesas. Tú eres testigo, que lo hemos hablado, de lo que me cuesta...

Los MacDonalds tienen derecho a existir, está bien que existan, si no existieran habría que inventarlos. Los respeto. Y respeto mucho más el trabajo de la gente. Eso no quiere decir que no crea que en Maxim's se come mejor y que si puedo me vaya a comer allí a la menor ocasión.

El otro día discutía con un gran conversador sobre libros. Hablando de "Milenium" o "El código da Vinci" él decía: "Eso lo escribe cualquiera". Y no es cierto. No lo escribe cualquiera. Sólo pueden escribirlo unos pocos, que escriben mejor que la media, que son capaces de hilar una trama con cierto ingenio, de contar claramente una historia hasta el final sin aburrir excesivamente y encima de conectar con infinidad de personas. ESO NO LO HACE CUALQUIERA. Ergo, RESPECT!

Yo me lo leo, no se me caen los anillos, no me siento maruja o lerda por hacerlo. Sólo que, una vez concluída la lectura, lamento que el libro no me aporte más. QUIERO MÁS. El no me lo ha dado. Tengo que seguir buscando.

"Las uvas de la ira" tampoco lo escribe cualquiera. Tampoco lo escriben unos pocos. Lo escribe Steinbeck.

Criticar un guión con vosotros es algo que hago por inquietud intelectual y profesional, y por dudas intelectuales y profesionales. Que a tí te guste algo y a mi no me da que pensar, me hace dudar de mis certezas, porque tu criterio también me merece el mayor de los RESPECTS! Y pienso si no me estaré saltando algo que vosotros sí captais... Me da rabia, no creas.

Me alegra que haya unanimidad con The Wire. Pero claro, siempre hay unanimidad ante un buen solomillo, a no ser que uno sea crudivegano. (Ojo, RESPECT! a los crudiveganos también!!)

Me encanta discutir contigo!

Besos!

Raúl Arnáiz dijo...

¡Pues un placer divagar para usted, señora Valero! (;>

Aún con miedo a dejar claro que el tema de tu post se ha desviado radicalmente (deberíamos copiar y pegar todo esto como nuevo post), te puntualizo las cosas según mi opinión, entonces:
- Si de verdad piensas que puedes estar saltándote algo que nosotros sí captamos y que te da rabia, me alegro, porque si yo no sintiese las mismas dudas no escribiría tanto en los blogs que me interesan. Tener las cosas claras, siempre es síntoma de estar equivocado.
- Es falso que siempre hay unanimidad ante un buen solomillo (The Wire no era un superventas televisivo, ni Studio 60, ni Càrnival, ni Deadwood, muchísimos se aburren con Los Soprano o con Mad Men). De ahí mi opinión de que los juicios dependen de quién seas tú, no de la calidad objetiva de la obra, aunque haya obras objetivamente horribles.
- Comer siempre en Maxim's y sentir que tu vida se escapa cada vez que comes en otro sitio, lo comprendo, pero me parece excesivo (:>. Sobre todo porque basándome en el punto anterior, lo que tú consideras McDonalds televisivos, a casi todos nos parecen Hard Rock Cafes: por supuesto preferimos comer bien, vestidos de etiqueta, pero otras veces disfrutamos igual aunque de otra manera si nos calzamos los vaqueros y vamos a comer unas sabrosas costillas. En mi opinión, el error no es tener tu buen gusto (claro), si no pensar que todo por debajo de Maxims es McDonalds.
Porque dependiendo de la mentalidad con la que te sientes en un cine, te gustará la película más o menos.
Las expectativas, el cansancio vital y las ideas preconcebidas condicionan nuestro juicio, y lo modifican. Cuando lo asumes, empiezas a actuar de una manera más cuidadosa, más justa, en mi opinión

Creo sinceramente que es un desperdicio que muchos vivan sin profundidad en la ficción que consumen, conformándose con meros entretenimientos mecánicos. Pero cuando no eres de esos (como creo que es el caso de casi todos los que conocemos), el error sería el que cometía la generación de nuestros padres obsesionada con que el hedonismo era pecado: no tener en cuenta lo importante que es también añadirle a la vida una buena dosis de diversión sin pretensiones elevadas. No hay que tener miedo de disfrutar de cosas no-perfectas, que no vayan a cambiar tu vida (tu vida ya cambió cuando leíste Las Uvas de la Ira), y recordar que la vida es la cosa sin importancia más importante del mundo.

Por cierto, las patatas de McDonalds, aunque hace años que no visito uno, son las mejores que he comido nunca.

¡Besacos!

TERESA VALERO dijo...

Jajajaja! Señor Arnáiz, es usted inasequible al desaliento.

De acuerdo en su reflexión respecto al hedonismo: difruto mucho con me llamo Earl, con 30Rock, con House, con Desaparecida, con Willi Wonka... y entiendo que a mucha gente los Soprano les parezca un peñazo y se pierdan totalmente con el Ala Oeste. Como a mí me lo parecen Galáctica o Carnivale. Me aburren y no lo puedo remediar.

La diferencia está en cuando uno ve series no sólo como espectador sino que tiene uno la desgracia de querer escribir. Yo quisiera escribir sguiones como los que me gustan. Mi gusto es estrictamente personal, claro. Por eso intento analizar de forma objetivosubjetiva por qué esas series conectan conmigo y por qué otras no. Y por qué esas otras conectan con otra gente.

That's all.

(Si las patatas de McDonalds son las mejores que ha comido nunca, usted no ha estado en Asturias! ;)

JDCanales dijo...

¡Ejem...! Carnivàle es más mala que un dolor. Casi tanto (si no más) que Galactica.
Y en cuanto a las patatas de mcDonald, están crujientitas y cuando las ves siempre apetece comerlas. Es bastante corriente que lo hagas de manera compulsiva. Pero son insípidas a morir.
Igual que Carnivàle y Galactica, vaya... ;)
Nabráaaaaaa

TERESA VALERO dijo...

JAJAJAJAJA!!!

Todo blog que se precie ha de tener su troll, eh, Raúl?

Raúl Arnáiz dijo...

Jajaja, muy bien, pues de acuerdo con todo Tere. Las cosas son como son para cada uno, y aún sabiéndolo, me gusta charlar de ello. Yo aprendo mucho de una discusión, aunque las dos opiniones no acaben confluyendo en una tercera, a gusto de ambos, y creada por el diálogo.
¡Otro día seguimos en directo, o no, si te place!

En cuanto al señor Díaz-Canales y sus cositas, dice mucho de una persona entrar en esta charla sólo para decir eso, y con tanta rabia para un tema tan poco importante, pero si ha sentido la necesidad, hay que dejarle. Ya se sabe que a los trolls, ese tipo de comentarios les liberan mucho del estrés acumulado y la insatisfacción del día a día. Un gran ejemplo de tener todo más claro que nadie en el mundo, sí señor.

Insípido significa carente de sabor, lo cual es otro error en tu gran aportación a esta charla (:>. Vamos, yo sé que puedes aportar mucho más.

Y no sabía que la maravilla que es Cárnivale no sólo no te lo pareciese, sino que te resultase una MIERDA.
De hecho, y cuanto más te conozco, más cuenta me doy de lo extremistas que son tus opiniones (:>. En este caso, casi que ni quiero saber las razones de tu odio, la verdad, porque tu estilo de debate anula todo el placer de una charla.

Ya si eso en otro momento. O cuando te mojes con un post propio, tunante.

Besos para Tere
y nabrááás para Juan.

TERESA VALERO dijo...

JD, es usted un provocador. Lo va pidiendo. Raúl, es usted un castigador. Tiene usted si le place (usted, JD no, que le tengo muy visto)asiento reservado a mi vera en la próxima comicomida para discutir largo y tendido sobre técnica de guión. Le advierto que considero superado entre nosotros el argumento "me gusta porque me entretiene. No me gusta porque me aburre." Asi que prepare sus armas, que yo estoy afilando las mías. HAHAHAHA!

Cuento los días.
Besos, Góngora tebeístico.

Raúl Arnáiz dijo...

Como guste, claro.
No pretendo que deje usted sus quehaceres diarios ni congele su vida por debatir tonterías sin importancia en este su blog.
Aunque si son tablas estratégicas, poco podremos debatir próximamente con los cuchillos. (;>

De los vericuetos narrativos de The Wire y otras obras (al gusto de todos) podemos hablar las horas que sean necesarias, ¡por supuesto!
Si a nadie que usted conozca le molesta, claro (;>.

Abrazos, que me duele la boca de tantos besos.

FONDAMENTA Espacio de Arte,Cultura y Psicoanálisis dijo...

Estimada Teresa
a través de su página he sabido del profesor de pintura china Li Chi Pang.
Llevo mucho tiempo buscando un profesor de pintura china en España y por fin creo haberlo encontrado.
Le escribo para solicitarle información sobre cómo contactar con este profesor, pues no he hayado su email ni teléfono, ni lugar donde imparte clases por ninguna web.
Por favor si puediera darme alguna información sobre él, le estaría enormemente agradecido.

Muchas gracias

Mariano

mistersoto@hotmail.com

Riptor dijo...

Vaya, mucho tiempo llevo escuchando las bondades de esta serie y nunca me había "atrevido" a subir al barco (ya se sabe, cuánta más gente aclama algo de viva voz, más rechazo puede causar...).

Pero con este post ya me he decantado finalemnte por verla porque desde luego, diálogos como estos no se ven todos los días. ¿Así que muchas gracias por recomendarla de esta manera!

Un abrazo muy grande de tu "ex-alumno", y espero leer más cosas por tu blog!

Carlos Pérez

TERESA VALERO dijo...

Hola Carlos, qué alegría! Bienvenido!

Ay, todo lo bueno que se diga de esta serie es poco... no lo dudes, visiónala una y otra vez, vuelta y vuelta.

Yo estoy de luto: esta noche veré el último episodio. Siiiiighhh!!!