5 de julio de 2010

CURIOSIDADES


A veces uno tiene una idea. Y te parece lo más increíble que se le ha ocurrido a nadie desde que a un tipo se le ocurrió abrir la boca y fabular. Te lo parece sólo a tí, pero a quién le importa.



La idea es complicada. Empiezas a buscar apoyos para hacerla realidad. Como te la imaginas con cara de tebeo, buscas a alguien capaz de hacer que esa cara sea espectacularmente guapa. Nada de botox, nada de silicona. Una belleza esculpida por las manos sabias de un profesional. De una profesional en este caso. Tienes la inmensa suerte de que la artista con magia en las manos acepta trabajar contigo. Y de que esa magia le sale por la boca en forma de ideas que hacen crecer la historia...
Aprovechas el subidón, ese subidón increíble que es complicarle la vida a unas gentes que no existen, y te pones a escribir. Entonces te das cuenta de que la idea sólo era una lucecita en un océano de oscuridad. Y que como luz tampoco es gran cosa... Así que te pones a currar como un galeote, a sufrir como una parturienta y a jurar en arameo ora sí, ora también. Hasta que la cosa avanza. Lo suficiente como para que la artista que pone caras pueda ver algo en tus palabras.
Y un buen día tu idea tiene cara. Y es es como la que tenías en la cabeza pero mucho mejor. Y uno piensa, porque casi siempre está pensando estupideces, que si se muere mañana sería una canallada, pero qué diablos, al menos dejaría algo hermoso detrás.


En este dislate los nombres tienen su importancia. Por eso la artista de las manos mágicas tiene nombre de montaña: Montserrat. Montse Martín es una de las mejores dibujantes que conozco. Como un orfebre, troca las líneas frías del word en cafés llenos de humo, en bohemios famélicos, en calles madrileñas tragadas por las sombras, en implacables gángsters donjuanescos, en suntuosas villas catalanas, en tipos enfermos por dentro y por fuera... En todo aquello, en fin, que forma el universo de "Curiosity Shop". ¿Acaso no es magia?

Curiosity Shop son historias sobre Historia. La Historia épica y terrible del siglo XX, pero también la de todos esos objetos, llaves de la memoria, que a veces nos llegan desde mucho más atrás, con sus mudos mensajes, como botellas de naúfragos amnésicos. Y de la gente que, buscando esos objetos, se encuentra consigo misma y con los sucesos más violentos del pasado reciente, ambas cosas a su pesar.

Decía Dorothy Parker que la cura para el aburrimiento es la curiosidad. Pero que para la curiosidad no existe cura.

Eso espero. Sinceramente.
Sin más aquí les dejo con Max Prado.

Curiosity para los amigos. Sean indulgentes, sólo tiene 14 años y es la primera vez que se presenta en público.

"Mi padre siempre ha creído que los nombres son importantes. Por eso, el 1 de Enero de 1900, cuando mis ojos y las luces del siglo se encendieron a la vez, quiso ofrecerme el mejor de los futuros llamándome Máxima..."

12 mensajes embotellados:

Kôsen (Au + Di) dijo...

Qué palabras más bonicas para describir el "nacimiento" de una historia, Teresa... Estamos deseando ver a vuestra criatura. *_*

Eva Vázquez dijo...

ole

Montse Martín dijo...

Si, es un genial discurso para el bautizo de nuestra Max...Y gracias por la parte que me toca, aunque yo me veo más como un trilero que como un mago.

Me ha llamado la atención el párrafo en el que hablas del "subidón"...porque eso mismo siento yo al enfrentarme a cada página, cada escenario, cada personaje. Son escollos y retos a la vez, a los que me enfrento con más adrenalina que inteligencia. Pero la sensación es esa: subidón. Porque no siempre se tiene la oportunidad de trabajar con un caramelazo (¡como los de Zaragoza!) de historia así.

Sólo espero que tengamos la oportunidad de ver crecer a Max, y que sus historias curiosas nos salven del aburrimiento de lo cotidiano.

Raúl Arnáiz dijo...

Qué bonita presentación (:>.

Estoy deseando leer la historia, más aún si está dibujada por Mon. Porque ¿cuantas veces se unen dos fuerzas tan interesantes en un sólo comic?
Espero que lo acaben sacando aquí, para dejar de aumentar mi colección de tomos en francés ininteligibles.

Abrazos.

Montse Martín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AnnaRaven dijo...

Me ha encantado todo este post y lo que supone pero, especialmente, me quedo con esta frase:

"Aprovechas el subidón, ese subidón increíble que es complicarle la vida a unas gentes que no existen, y te pones a escribir."

Bravo, Maestra!

Lidix dijo...

Hoy precisamente cogía el album de Montse,"Talisman" de la estantería ,para escanerarlo con la vista y sobarlo a ver si se me pegaba algo de su talento (je, de momento, va a ser que no), y mi proyectillo de gatos románticos va tomando forma con algo de inspiración.

Y mira que estoy de acuerdo en lo del subidón al enfrentarse uno a esas paginas que, si hay esfuerzo,se llenarán de vida, aunque para mi aun suponen tambien una lucha contra mi misma y mis imperfecciones artísticas.

Ya estoy deseando ver esas habitaciones de la Curiosity Shop!K disfruteis haciendolo como nosotros viendo vuestro trabajazo!

Abrazos :D

AJA dijo...

Ya le he dicho a Montse, ¡que tenéis que enseñar más!!

Miguel Valderrama dijo...

Por un instante pensé que lo dibujarias tu, aun asi gran eleccion de dibujanta! Tiene pinta de ser un proyecto muy bonito, asi que animo y mucha suerte!! Quien pudiera llegar a ese nivel....

RAULE dijo...

En la firma del dibujo se puede leer Mon ´08. ¡¿Manteníais este proyecto en secreto desde entonces?!
Suerte a ambas y un besazo!

TERESA VALERO dijo...

Gracias por las palabras de aliento, amiguitos, más viniendo de gentes tan talentosas como vosotros. Es gasolina para el motorcillo.

Besos y abrazos para todos!!

Mari Paz Villar dijo...

Como dice Juan en el blog de Mon sois verdaderamente "las Thelma y Louise del cómic".

Un abrazo.