8 de diciembre de 2009

De a cuatro, en Blacksadmania.


Llegamos (Mon, Gabor, Juan y una servidora) de Angers con los ojos llenos de arquitectura medieval, los cuerpos de vino d'Anjou y los corazones de calor humano... todo ello de la mejor calidad. Los amigos de Blacksadmanía tuvieron la atención de visitarnos e interesarse por los proyectos e inquietudes de estos cuatro corredores de fondo de la BD... Para quienes lo encuentren de algún interés, controlen francés o simplemente se quieran echar unas buenas risas a costa de nuestros caretos, la cosa está aquí y aquí...

Merci aux amis Blacksadmanienes et merci, merci mille fois aux incroyablements gentiles et sympas membres de l'association du Festival (Julien Moca, Jean-Michel, en fin tous vous... vous etes superbes!!)

6 mensajes embotellados:

Sombra, el dibujante proscrito dijo...

No paráis y eso es bueno, que además se os reconozca vuestra labor y se os acoja de ese modo me parece una pasada. Mi enhorabuena por estos momentos tan increíbles.

Miguel Valderrama dijo...

que envidia cochina!! Me alegro de que os vaya tan bien, y encima vino weno con vustras etiquetas...y encimaaaa dibujos en las dedicatorias!! os vais a volver franceses!!!
Un abrazo!!

R A U L E dijo...

Circula por la red una foto en la que se os ve hasta el culo de ese vinillo que os regalaron y no estáis tan modositos como en esta imagen que cuelgas, Teresa.
Fuera bromas. Vuestros éxitos son nuestros éxitos, amigos! Y vuestras botellas de vino son nuestras bo... ¿No cuela? ¡Mierda!

Jeje, pues eso, un besazo a Juan y otro para ti (también para Mon y Gabor, of course)!

Montserrat dijo...

Ay...¡cuánta felicidad, risas y brindis en un sólo fin de semana!
La verdad es que nuestros vecinos se lo montan muy bien.

Ya puedo confirmar que el vinillo blanco está cojonut, pero no sé,que me sabía mejor en la casita del padre de Julien, oyes.

TERESA VALERO dijo...

Hombreeee... eso seguro!! Y cuando lo pimplamos con el alcalde, como en los episodios de Benjamin Blumchen!!!! Juas, juas...

Raúl dijo...

¡Se ve que os lo pasásteis chupiguay!
Me alegro mucho, y espero que se repita pronto.

A ver si os queda algo de ese vino "propio", para poder degustarlo la próxima vez que nos veamos.

Besos.